Si hay un ingrediente versátil por excelencia ese es el AOVE. Ademas de su uso para freír o para añadir en crudo, también es usado en otros ámbitos menos conocidos como la coctelería o para elaborar postres, helado o smoothies.

Nosotros hemos elaborado una serie de platos donde el aceite de oliva virgen extra será uno de los grandes protagonistas.

Gazpacho.

El gazpacho es el rey del verano. Es un plato nutritivo que aporta vitaminas A, C y D y sus propiedades antioxidantes, además también nos hidrata. Lo mejor es que lo podemos transportar fácilmente en una botella y beberlo en cualquier sitio. ¡Está tan rico que apetece a cualquier hora!

Ensaladas.

De tomates con queso fresco, mixta de toda la vida o de patatas aliñalas con AOVE y dales ese toque de personalidad y frescor a tu ensalada favorita.

Pescaíto frito.

Por si no lo sabías, el aceite picual es uno de los mejores aceites para cocinar. Su secreto está en que no se alteran sus propiedades incluso con temperaturas muy altas

Helados de aceite de oliva.

El aceite de oliva virgen extra tiene miles de usos tanto dentro como fuera de la cocina. Tantos que hasta se puede elaborar postres o helados con él como ingrediente principal. Hoy te presentamos la receta que te conquistará para siempre. Prueba este helado con aceite de oliva virgen extra y convéncete tú mismo.

Preparación:

  • 1. Comienza batiendo las yemas junto con el azúcar hasta que se disuelva completamente y la mezcla blanquee.
  • 2. Vierte la leche en una cazuela y añade la mezcla de las yemas con el azúcar.
  • 3. Añade la ralladura de una naranja grande.
  • 4. Calienta a fuego suave hasta que comience a espesar. Es muy importante que esta mezcla no hierva.
  • 5. Retira del fuego y añade el aceite de oliva virgen extra, el sirope y la miel.
  • 6. Mezcla muy bien con unas varillas hasta que todos los ingredientes estén completamente integrados.