ensalada mediterránea

Las alcachofas naturales se prestan a mil preparaciones distintas.

Simplemente cocidas en ensalada o con una buena vinagreta están buenísimas. Las alcachofas naturales son perfectas para todo tipo de platos de verduras, menestras, panachés o para incorporarlas a guisos, calderetas, arroces y pastas.

Desde el punto de vista nutricional, es una verdura muy interesante. Las alcachofas naturales contienen numerosas propiedades beneficiosas para la salud, sobre todo a nivel hepático, favoreciendo las digestiones.

Ingredientes

Hoy os vamos a presentar una receta fácil y rápida tanto para entrante fuerte como para una cena ligera,  los ingredientes son:

  • 300 gr de alcachofas naturales, sin aliños (pueden ser tanto las alcachofas mediterráneas como las naturales de la Flor de Málaga).
  • 100 gr de taquitos de jamón curado pequeños.
  • 100 gr de queso fresco.
  • Cebollino picado.
  • 6 o 7 tomates secos.
  • 50 gr de aceitunas negras en rodajas La Flor de Málaga.
  • Aceite de Oliva virgen extra, vinagre balsámico los dos de La Flor de Málaga y sal.
  • Ajo en polvo o diente pequeño de ajo triturado.

ensalada y aceite de oliva

Elaboración

  1. Si usas alcachofas mediterráneas están listas para poder servir y no le tienes que hacer ningún preparado especial. Pero si son naturales, sólo las tendrás que lavar para poder empezar a preparar este delicioso plato. El tamaño varía en cuánto a la naturaleza de los ingredientes, en este punto se puede tomar la elección que cada uno desee, es decir, se cortan por la mitad o se dejan enteras, a tu gusto.
  2. Una vez templadas las alcachofas troceamos los tomates secos. Si están conservados en aceite puedes usar parte de ese aceite de oliva, os aconsejamos usar alguno de nuestros productos de aceites para otorgar mayor sabor a tus platos, y así darle vida a tus comidas para poder aderezar de manera excelente su ensalada.
  3. Troceamos también el resto de ingredientes. Las aceitunas en rodajitas, el cebollino picado, el queso y el jamón en taquitos.
  4. Ponemos todos los ingredientes en un bol.
  5. Preparamos la vinagreta mezclando 3 partes de aceite de oliva virgen extra por una de vinagre balsámico y sal, añadimos ajo en polvo al gusto y aderezamos la ensalada. Hay que remover con cuidado para que las alcachofas no se deterioren.
  6. Dejamos reposar en la nevera al menos un par de horas antes de servir para que enfríe bien y se integren y mezclen bien los sabores.

¡Espero que disfrutéis como nosotros con esta receta!